Yo troleo, tu troleas, ellos trolean. #Concepto

Yo troleo, tu troleas, ellos trolean. #Concepto

Hoy me siento a escribir después de tantos y tantos meses y lo hago desde mi blog personal, lo tenía abandonado. Después de decidir rodearme de talentos que le dieran forma a un proyecto tan ilusionante y pasional como CIDECAN, mi blog quedó relegado a casi una “casa llena de recuerdos” que han marcado y marcarán mi vida.

Como les decía, hoy me siento a escribir nada más acabar un evento donde todo el equipo de CIDECAN ha trabajado  a destajo. Donde cada uno ha dado todo lo que podía y más, en medio de una semana compleja con 3 proyectos de envergadura al mismo tiempo. Donde nos hemos tenido que convertir en “omnipresentes” para poder atender a todos los compromisos con la profesionalidad que nos caracteriza.

El I Congreso Internacional “Tenerife + Sostenible”, entre muchas otras reacciones, ha provocado “urticaria” entre los que son poseedores de la “verdad verdadera”, basándose en un falsacionismo de Popper: “yo largo la verdad y que otros se encarguen de descubrir que es falsa”. No seremos nosotros, los Cidecaneros, los que desmontemos esas teorías. Somos los que planificamos y ejecutamos estrategias que, si me permiten nos funcionan exquisitamente bien, para no utilizar otra expresión que genere una nueva picazón .

El tan controvertido tema del uso de trolles que todo el mundo se empeña en negar, endemoniar o enjuiciar resulta que, si analizamos bien la actividad en las redes, el #concepto todo el mundo, más que menos, lo ha usado. El problema es que la “mediocridad” son unas gafas que tienen puestos los “mediocres” y que solo te dejan ver los hongos del queso de Cabrales, sin llegar a ver nunca la excelencia de su elaboración y lo exquisito de su paladar.

Pero entremos en el meollo del tema, que me está entrando hambre. ¿Se engaña a las marcas usando trolles?. Pues la respuesta y la reflexión es simple: sí, si se le vende a las marcas que esos son su comunidad digital y no, si se le vende a la marca que su objetivo es ser “detonantes” de la viralización.

Acaso creemos que cuando un famoso sale en pantalla mostrando las bondades de un producto, ¿ese famoso es fiel al producto?, ¿es un defensor de sus bondades?, ¿consume el producto a diario?… O cuando se lleva a uno de estos famosos a un evento para conseguir llenar el aforo, ¿ese famoso asiste al evento porque se siente identificado y querido y es capaz de sacrificar su tiempo y dinero (traslado, alojamiento, dietas) por estar?…

Pues siento decirles queridos “mediocres” que no. En la mayoría de los casos a lo que son fieles es a la pasta que le pagan por salir en la pantalla o subirse al escenario y ser detonantes de la viralización. Si sumamos que la mayoría de estos famosos en su vida privada no son en realidad sonrientes, amables, fieles consumidores de la marca, ni visten tal y como se muestran al público algo pasa. Cobran dinero por hacer cada una de las acciones que un guión (planificación) le indica y ¡sorpresa!… tenemos como resultado un “troll”. Si queridísimos “mediocres”, son trolles: personas contratadas, con falsas apariencias para “detonar” la viralidad de la marca. Y eso es así, guste a quien le guste.

Pero claro, cuando eso se hace con personas ya no usamos la palabra troll y pasamos a llamarlas actores, artistas o influencers. Pues nada, llamemos a los batallones de perfiles digitales que no pertenecen a perfiles de personas reales como “actores”o “artistas”.

Y como estos casos, podemos enumerar un sinfín: promotoras, merchandising, etc… Todos muestran una apariencia que no corresponde con su vida real con el objetivo de convertirse en detonante de la viralidad de una marca en casi ningún caso son parte de la comunidad de la marca en la medida de que no se sienten identificados con la marca.

Si esto lo llevamos al ámbito digital,  mediante “prueba y error” constante nos percatamos que esos “actores” digitales, cuando hacen su papel de comunicación digital en las redes sociales, cuando divulgan una marca cumplen una función. Conseguimos que los algoritmos de las redes sociales donde los “actores” trabajan, se pongan en funcionamiento y conseguimos que las propias redes sociales viralicen el mensaje de “motu propio”. Tenemos una “misión conseguida”: detonar la viralidad de la marca, y esto en CIDECAN lo hemos protocolizado.

Pues sí, un troll, más allá de ser un “actor” es un detonante de la viralidad de una marca. Nunca será un fiel consumidor, recuerden, es un “actor”, pero sí será una pieza clave dentro de una estrategia compleja de comunicación.

En CIDECAN entramos en complejidades para dar respuesta a la comunicación digital.

Obtener datos cuantitativos es lo fácil (cientos de miles de servicios proporcionan datos de la actividad digital incluso las propias redes sociales). Lo importante de esos datos es depurarlos, analizarlos, interpretarlos, contrastarlos con el plan social media, sacar conclusiones semánticas, etc. Los “mediocres” van en busca del dato, no saben de complejidades, entregan a sus clientes solo las capturas de pantallas de las estadísticas que le proporcionan la mayoría de las redes sociales, eso si, muy bien “maqueadas” en un pdf… Se quedan en los hongos del queso.

Queridos trolles, a lo mejor nos encontramos en breve, todo se andará…

Autor Pedro Báez Díaz (@pedrobaezdiaz)

Pedro Báez Díaz (@pedrobaezdiaz) has written 105 post in this blog.

Máster Executive, Community Management y Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universitat d’Alacant. Técnico Superior de Informática de Gestión. Manager del CIDECAN, Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial de Canarias. Profesor de Tecnología de la Información y la Comunicación en Bricham International University y European School of Management of Tenerife (BBA y MBA) y Profesor titular de los cursos “Las redes sociales para la empresa” y "El Blog profesional" en CEOE. Director Académico y profesor de Programa Superior de Gestor de Redes Sociales y Comunidades Digitales de la Escuela Superior de las islas canarias (ENIC). Dinamizador y Gestor de Redes Sociales (marcas, productos, empresas y personas). Experto en Formación e-learning y b-learning en entorno moodle. Administrador de sistemas del Centro Comercial El Trompo y de Construcciones Industriales de Tenerife (COINTE). Ponente especializado en la creación del “Yo DIgital” y “La actividad de las empresas en las redes sociales” con las que participó el “Proyecto Alóngate”, “I Encuentro Sectorial de Social Media en Canarias”, “Martes Digital del Instituto ISIE”, “Ayuntamientos 2.0″, “Adejetec 2012 y 2013″ y en la Tenerife Lan Party 2k12, 2k13 y 2K14 @pedrobaezdiaz

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies