El emprendedor, ¿nace o se hace?.

El emprendedor, ¿nace o se hace?.

¿Qué impulsará a una persona a poner en marcha un proyecto empresarial?. ¿El emprendedor nace o se hace?, ¿tendré el carácter para afrontar este reto? y el factor suerte ¿se necesitará?, ¿cómo me va a influir?. ¿Contaré con financiación para mi proyecto?. ¿Encontraré a las personas adecuadas que trabajen en mi empresa?… ¿No creen que son muchas dudas a las que enfrentarse cuando decidimos crear una empresa, en la sociedad capitalista donde vivimos?. En mi opinión, sí, lamentablemente. Cuando decidimos materializar nuestro proyecto empresarial, son estas y muchas más dudas las que se nos plantean y debemos prestar mucha atención a cada una de ellas para que no acaben frustrando todas nuestras ilusiones. Aquí comienza una serie de artículos donde intentaré desgranar mi experiencia en la apuesta de sacar adelante un proyecto ilusionante como modelo de negocio. Muy lejos de ser ejemplo de nada ni de nadie, esta iniciativa nace como un ejercicio de recordatorio personal que me va a permitir convertir el conocimiento tácito en explícito en los aspectos que creo clave de todo, un ejercicio necesario en esta nueva era donde se debe compartir y colaborar para ser más y mejores. Primer capítulo. Afrontar como he llegado hasta aquí- el tiempo vuela- . Mi perfil no es el ejemplo de “emprendedor” al que estamos acostumbrados a ver. Ya saben, lo que ahora se destila: persona veinteañera, con poca experiencia laboral pero mucho recorrido formativo, que en medio de la crisis afronta su futuro laboral sacando adelante un proyecto empresarial ayudado o asesorado por múltiples instituciones públicas y/o privadas. Mi caso es casi al contrario, ahora mismo me...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies